Alquiler de veleros en Ibiza, Formentera.

OPHIUSA Por qué Ophiusa ?

01/03/2014

Singular Sailing Chárter empresa dedicada al alquiler de veleros singulares con tripulación en Ibiza Formentera Mallorca Menorca Costa Brava y Barcelona os recomienda la regata Ophiusa.
Para los pueblos de la antigüedad Ibiza y Formentera eran puntos estratégicos fundamentales para el comercio y la navegación. Por un lado, la situación de Ibiza la convertía en un enclave comercial de primer orden dentro del Mediterráneo Occidental, y por otro los buenos refugios que ofrecían las dos islas a todo tipo de embarcaciones hacía que fueran escala obligada cuando navegaban de la península Ibérica al continente africano o cuando llegaban de puertos más lejanos como era el caso de fenicios, griegos y romanos. Y fue precisamente el geógrafo griego Estrabón, nacido hacia el 60 aC el que cita por primera vez el nombre de la actual Formentera. Y lo hace así: “Las Pitiusas también están mar adentro, situadas al lado de poniente delas Gimnesias (las Gimnesias es como los griegos llamaban a Mallorca y Menorca). Una de aquellas se llama Ebusus, con una ciudad que tiene su mismo nombre. La otra, Ophiusa, desierta y mucho más pequeña, está cerca”.
En griego Ophiusa significa “tierra de serpientes”, y aunque leyendas griegas y romanas aseguraban que la isla “estaba llena de un numeroso y maléfico género de serpientes” lo cierto es que algunos historiadores señalan que en Formentera nunca ha habido ningún tipo de ofidios y que podía tratarse de lagartijas, reptil que siempre ha estado muy presente.
Pero tanto si había serpientes como lagartijas lo cierto es que a lo largo de la Historia las aguas de Ophiusa han sido el lugar preferido para fondear. No solo por el refugio que ofrecían -y ofrecen- las costas de Es Trocadors (Illetes y la costa de Llevant) sino porque S’Espalmador era el mejor puerto natural para reparar las embarcaciones y hacer su mantenimiento. De hecho, si S’Espalmador se llama así es porque en su playa los patrones varaban los barcos para “espalmar-los” (en castellano, despalmar), práctica muy parecida a la que se hace actualmente cuando se saca el barco del agua para limpiar la obra viva y aplicarle la patente. Lógicamente la diferencia eran los materiales que utilizaban, ya que una vez tenían la obra viva limpia la cubrían con una capa de sebo, de alquitrán u otros materiales parecidos.
Con todos estos antecedentes la creación de la regata Ophiusa era inevitable. Por un lado recuperamos las grandes singladuras de los antiguos navegantes en el mismo escenario que ellos conocieron (el mar es uno de los pocos paisajes que con los siglos no ha cambiado) y por otro ponemos rumbo a una isla que, según aseguran muchos patrones que conocen bien las islas del Mediterráneo, es la más bonita.
Y ya que estamos hablando de navegaciones con perfume de la Grecia antigua podríamos acabar esta presentación con un pensamiento: en la Odisea, la isla de Itaca es la patria de Ulises. Si Homero hubiese conocido Ophiusa seguro que la hubiera declarado patria de todos los navegantes.

Para cualquier duda o consulta puede Contactar nosotros

No hay barcos asociados a esta regata en estos momentos. Vuelve más tarde.